Las nuevas tecnologías o más bien las denominadas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), se han convertido en un distintivo de la época actual. Jóvenes y mayores nos vemos sumergidos en la era de la digitalización.

Hoy nos centraremos en la utilización de las redes sociales en adolescentes para ejercer la desigualdad de género y el sexismo.

Las redes sociales en la juventud se caracterizan por el uso masivo y generalizado de conexiones de datos móviles que nos dan la posibilidad de comunicarnos a través de mensajes y llamadas gratis y, en definitiva, llevar un chat permanente en nuestro teléfono móvil que nos conecta y permite vivir online, suponiendo a veces dificultades para poner el off en nuestras vidas.

El OBSERVATORIO VASCO DE JUVENTUD realizó un estudio para conocer cómo utilizan y la importancia que tienen las redes sociales para chicos y chicas, tratando de entender las diferencias que se dan tanto por sexo como por edad.

Parte del hecho de que los jóvenes y adolescentes están experimentando nuevas formas de relación gracias a las nuevas tecnologías, la facilidad de conexión y de comunicación, a través de las redes sociales. Se detecta que existe una diferencia de uso de las redes entre chicos y chicas. Las chicas lo utilizarían más como un medio expresivo, personal y social y en cambio los chicos le darían un uso más instrumental o de ocio.

De esta manera las chicas sufren en las redes mayor riesgo a ser acosadas y son más vulnerables que los chicos ya que tienen una mayor exposición a través de mostrar situaciones más personales e íntimas. Además reciben más solicitudes de amistad y más propuestas de desconocidos y proposiciones sexuales.

En relación a la violencia de género a través de las redes, un 80% de niños entre 12 y 14 años encuestados conoce casos de acoso en la red en su entorno y un 30% afirma haber recibido en su teléfono móvil imágenes de contenido sexual de otros menores de su ciudad. Además, el 38% de las mujeres de 16 a 24 años residentes en España que han tenido pareja han sufrido VIOLENCIA DE CONTROL. La violencia de control consiste en no permitir que la pareja estudie, controlar sus horarios y/o impedir que la pareja vea a su familia y amigos. En el caso de  las chicas de entre 16 y 17 años, el porcentaje aumenta en un 42,6%.

Si nos centramos en el control ejercido por las parejas a través del teléfono móvil, el 25% de las chicas adolescentes afirman haber sufrido un control abusivo. Cabe destacar que en Mahón, en los 9 primeros meses del 2018 ya había habido un aumento de las denuncias por violencia de género respecto al 2017 (de 152 a 203 denuncias).

Desde el Centro de Psicología Gabriela Paoli trabajamos para concienciar y dar visibilidad a este tipo de casos que, en muchas ocasiones, se dan con adolescentes y a través de las nuevas tecnologías y las redes sociales. Tanto en la consulta, donde ofrecemos asesoramiento y tratamiento individualizado, como a través de conferencias y talleres para dar la máxima difusión a esta problemática.

Share This
X