Se puede tener celos de un/a ex, de los amigos, del entorno, de las relaciones de trabajo… Sea cual sea el origen, traen muchas consecuencias negativas en la pareja y pueden llevarte a vivir una relación tormentosa y destructiva, tanto para el que los sufre como para el que convive con una persona que los tiene.

¿Qué son los celos?

Son una respuesta emocional, que produce sentimientos de sospecha, desconfianza y temor que se generan en relación a otra persona. Cuando estos sentimientos se producen dentro de una relación son los llamados celos de pareja, y son los más comunes. Pero también hay celos entre hermanos, en las relaciones de trabajo, con los amigos…pero hoy hablamos de pareja.

¿Por qué hay personas celosas y otras que no lo son?

Este sentimiento puede ser fruto de muchas variables pero, la mayoría de las veces, los celos son fruto de la inseguridad, del miedo a perder a la otra persona, de una baja autoestima o de la creencia errónea de que el otro nos pertenece. También pueden ser consecuencia de experiencias pasadas o de ideas erróneas del amor.

Aquí juega un papel fundamental la concepción que tenemos de nosotros mismos, cómo nos vemos, cuál es nuestra autoestima. Los celos devienen un mecanismo de defensa para ocultar nuestra inseguridad y miedo cuando sentimos tambalear nuestro cuento de hadas debido a una tercera persona.

¿Cómo afecta a la pareja?

Las consecuencias de los celos a nivel personal son trastornos como ansiedad, depresión, irritabilidad y dificultad para controlar la ira con la pareja y con el entorno. … Las consecuencias para la otra persona suelen ser sentimientos de frustración, distancia emocional con la pareja, miedo a las reacciones que el otro pueda tener… Todo esto acarrea serias dificultades en la comunicación, en el día a día, con la puesta en marcha de medidas de control y seguimiento de cada gesto, cada palabra….

¿Una persona celosa puede cambiar?

Sí, claro. El hecho de que surjan los celos resulta muy habitual, pero deshacerse de ellos no es tan fácil. No obstante, tampoco es imposible. Se pueden trabajar los celos en la pareja, es decir a nivel individual y también con terapia de pareja.

¿Acudir a un psicólogo es recomendable en estos casos?

Sí, de hecho es una de las consultas más frecuentes. Y desde que tenemos las redes sociales, el whatsapp, y todos estos tipos de instrumentos de comunicación, se ha duplicado exponencialmente este tema. Vamos, que no ayudan nada, al contrario. Todo esto ha traído mucho sufrimiento, ansiedad, tristeza, dolor.

¿Cómo tratar los celos?

Se pueden tratar tanto a nivel individual como a nivel pareja. Es decir, se puede trabajar tanto con la persona que padece los celos, como con la pareja.

A nivel individual:

  1. Haz un poco de introspección y autoconocimiento:

Darnos cuenta del origen de nuestros celos no solo nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos sino que también nos da herramientas para afrontarlos mejor. Algunas de las preguntas que se pueden hacer: ¿De dónde vienen esos celos? ¿Por qué aparecen en tal situación? ¿Ha cambiado algo entre nosotros?

  1. Trabaja para fortalecer tu autoestima:

Es fundamental tener una sana autoestima y autoconfianza. Recuerda las cosas buenas que tienes, tus capacidades, aprende a decir que no cuando lo deseas, a gestionar tus emociones, etc.

  1. Habla con tu pareja, comparte tu malestar:

El hablarlo, hace que el problema se solucione, además de afianzar la confianza y honestidad en la pareja. Consiste en explicarle cómo te sientes, pero no desde la posición de reprocharle nada. Reconocer esta clase de sentimientos delante de nuestra pareja no siempre resulta fácil.

A nivel pareja:

Se trabaja ofreciendo estrategias y recursos para mejorar la comunicación, la resolución de conflictos, la afectividad y otros recursos que hacen que la relación pueda sanearse y cobrar fuerza y seguridad. Es decir, se tiene a fortalecer la relación, si se hace un trabajo consciente, responsable y con compromiso.

Otros consejos y observaciones que pueden ser útiles:

  • Aprende a hacer cosas solo/a, fomenta tu independencia y cuida tus amistades.
  • Evita la manipulación y el egoísmo. Intenta mantener una comunicación madura y coherente con tus valores.
  • Respeta el espacio y los tiempos de tu pareja.
  • Si no tienes confianza y sinceridad, no tienes una relación sana.
  • Si tienes miedo a perder a tu pareja, o que la relación se rompa, y sigues controlando y pidiendo explicaciones para todo, al final lo vas conseguir.

Acudir a un psicólogo siempre es beneficioso. Un profesional que es neutro y objetivo te/os puede ayudar. Te permite coger otra visión o perspectiva del asunto, además de que te ayuda a gestionar tus emociones, para abordar los celos desde un plano más racional.

Y para terminar, recuerda que una relación libre de celos, en donde haya honestidad, confianza, respeto mutuo y cariño es una relación más sana y consolidada y, sobre todo, ¡la disfrutarás mucho más!

 

Share This
Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
X