Hoy comparto la segunda parte del artículo, en el cual expondremos un modelo de cambio y nos centraremos en pautas que puedan ayudarnos a facilitar tanto el cambio como el aprendizaje.

Volviendo al proceso con el que terminábamos el primer artículo, me gustaría compartir un modelo de proceso de cambio que ilustre sus diferentes fases (Rollnick y Miller, 1996). Conocerlas y saber en qué momento estamos del proceso, podrá ayudarnos a enfocar mejor nuestras acciones en la dirección que nos hayamos planteado, a enfocarnos desde otra perspectiva y a poder gestionarnos adecuadamente.

Precontemplación Aumenta la duda hacia el cambio, se enfoca la percepción sobre riesgos y problemas del comportamiento.
Contemplación Inclinación de la balanza, razones para el cambio y riesgos de no cambiar, me empiezo a sentir con capacidad para el cambio.
Determinación Definir el desarrollo de las acciones que favorecerán y apoyarán el proceso de cambio.
Acción Pasar a la acción.
Mantenimiento Identificar factores que me ayudan a mantener el cambio y desarrollo de estrategias para la recaída.
Recaída No es un castigo, no está mal, es parte del proceso de aprendizaje y cambio, es una oportunidad para generar nuevas estrategias. Cómo la enfoquemos, influirá en gran parte en la consecución del cambio

 

 

Volviendo a la motivación, decíamos de ella que es uno de los elementos más importantes que van a sostener nuestro proceso de cambio y por ello debemos aprender a gestionarla adecuadamente, siempre teniendo en cuenta que surgirán resistencias y dificultades, y debemos prepararnos, en la medida de lo posible, para afrontarlas.

Para ello me gustaría compartir con vosotros unas pautas sobre la gestión de la motivación y los cambios que puedan ayudarnos a conseguir nuestros cambios de hábitos y a disfrutar del camino.

  1. El proceso de cambio es un proceso de crecimiento, de ir sumando día a día. Enfócate en un cambio de dificultad media, que sea asumible, para que, al ir cambiando, vayas ganando motivación que te permita seguir progresando.
  2. Toma decisiones. La reflexión en los procesos de cambio es una parte fundamental, pero para hacer real el cambio, es imprescindible pasar a la acción, movilizarnos y empezar a actuar. Todo camino empieza con un paso.
  3. Reconoce tus logros. A todo ser humano nos gusta, nos motiva y nos hace sentir bien que reconozcan nuestros logros, así que sé tú tu primer apoyo incondicional en este proceso que has iniciado.
  4. Enfócate en el proceso, en el disfrute del cambio, en el aprendizaje, en lo que puedes hacer. Es en el presente donde puedes hacer algo. El cambio asentado llegará, pero si te focalizas en el final, perderás de vista el camino del cambio y será más fácil obsesionarse por llegar y frustrarse. Aquí y ahora.
  5. Conócete y cuídate. Así podrás tomar decisiones más honestas y conscientes y no forzarte a cambiar porque otros lo digan. A tus procesos de cambio los decides tú y es fundamental, para que sean sostenibles, que seas tú quien tome las decisiones y que los disfrutes.
  6. Ten clara tu motivación para el cambio. Habrá diferentes momentos en el proceso en los cuales tendrás menos ganas, te frustrarás o no verás salida. Por ello es fundamental conocer tu motor principal del cambio y elegirlo.
  7. El error, fallo, derrota, fracaso, son oportunidades para aprender sobre ti, reubicarte y enfocarte en la dirección que quieres seguir.
  8. Sé flexible. Nadie es perfecto y estás cambiando algo que lleva tiempo funcionando. Es normal en ocasiones volver a lo antiguo, pero eso no significa que lleves una dirección errónea, es parte del proceso. Obsérvate, no te juzgues, sé comprensivo contigo mismo, cuídate y sigue hacia delante
  9. Nuevo enfoque de “la vuelta atrás”. No vuelves atrás porque un día no hayas realizado el hábito propuesto, sigues adelante en el camino del cambio; como hemos visto, es una parte más del camino. Nos paramos, observamos, aprendemos y seguimos caminando.
  10. Esto que estás haciendo es por y para ti, para tu bienestar, para sentirte mejor. El principal beneficiado de todo esto eres tú.

Si tienes alguna duda sobre cómo afrontar tus procesos de cambio o necesitas asesoramiento, en el Centro de Psicología Gabriela Paoli, contamos con profesionales que podrán acompañarte en tu proceso.

 

Bibliografía:

Rollnick, S., & Miller, W. R. (1996). ¿Qué es la entrevista motivacional? Revista de toxicomanías6, 3-7.

Weinberg, R. S. (2010). Fundamentos de psicología del deporte y del ejercicio físico. Ed. Médica Panamericana.

 

Share This
X