Escribir este artículo para el Centro de Psicología Gabriela Paoli me hace especial ilusión porque he tenido el placer de que la Directora, Gabriela Paoli, escribiera el prólogo de Irun mi mundo al revés.

Antes de comenzar a explicarles sobre el libro, me gustaría contarles brevemente como nos conocimos Gabriela y yo, dado que también puede servir de referente para otras personas.

Es muy importante al iniciar cualquier tipo de proyecto rodearnos de gente con conocimientos, con resultados y que sobre todo que vaya en tu misma línea de principios.

Yo ya había escrito mi libro, pero tenía claro que antes de publicarlo quería contar con la opinión de un psicólogo y un filólogo. Una visión profesional e independiente a mi círculo de amistades y familiares.

En seguida pensé que, como psicóloga, la persona adecuada podía ser Gabriela Paoli. No habíamos tratado personalmente, pero había oído hablar de ella y sabía que aparte de Psicóloga, también era Experta en Desarrollo Profesional. Lo que encajaba muy bien en mi perfil. Quería conocer más sobre su manera de trabajar y me apunté a diversos talleres suyos. Y lo vi claro, su opinión al respecto me serviría de gran ayuda para reforzar mi seguridad para emprender este propósito de vida que me ilusionaba y me entusiasmaba.

Cuando le expliqué a Gabriela que había escrito un libro sobre dislexia, en seguida conectamos. Le pareció una excelente idea, y me animó a seguir con mi objetivo: DAR A CONOCER LA DISLEXIA DESDE OTRA PERSPECTIVA.

Irun mi mundo al revés va dirigido a los propios disléxicos para que encuentren similitudes y autocompresión, a los padres que buscan explicaciones o respuestas a sus preguntas; también, a los educadores y profesionales y, en definitiva, al público en general porque desde el desconocimiento no podemos empatizar.

Un libro sencillo y cercano que hay que leer también entre línea porque en él hay un gran mensaje de fe y una gran historia de amor. Como si de un diario personal o un blog se tratara, Irun mi mundo al revés va relatando desde la mirada de una niña pequeña la experiencia vivida tras descubrir qué le sucedía, por qué no podía escribir ni leer correctamente.

Con un carácter motivacional, desde otra perspectiva -la del propio disléxico-, se da a conocer una dificultad del aprendizaje que se estima que afecta a un diez por ciento de la población, que, a pesar de ello, parece no existir, porque cuesta mucho darle voz en primera persona.

Puede conocer más sobre Irun mi mundo al revés en irunmimundoalreves.com

¡Suscríbete y consigue tu workbook sobre las 10 claves para entrenar tu fuerza de voluntad!

Share This
X