La japonesa Marie Kondo se hizo mundialmente conocida hace 5 años impulsando su método “Konmari” que revolucionó a miles de seguidores que siguieron sus consejos para conseguir un hogar más ordenado y acogedor.
Ahora, ese orden, se ha convertido en una herramienta fundamental en tiempos de pandemia. Hace un año que miles de españoles tuvimos que reconvertir nuestra casa en nuestros espacios de trabajo. Hoy, vamos a analizar cómo el orden en casa puede hacer aflorar la productividad, creatividad y, además, mejoraremos la salud mental ya que tendremos un día a día equilibrado y sin distracciones.
Seguramente, si echamos la vista atrás, nada tiene que ver tu espacio de trabajo en el hogar con el que era hace un año. El teletrabajo al que nos vimos obligado trajo desorden, caos, improvisación etc. Pero ahora algo ha cambiado, nos hemos dado cuenta de la importancia de tener ese espacio ordenado y diferenciado para así, poder mejorar nuestro rendimiento.
Muchos de mis pacientes siguen teletrabajando hoy en día en sus hogares. Para miles de españoles fue todo un reto enfrentarse al teletrabajo, ya que no disponían de espacios para montar un escritorio o el que disponían no era el más apropiado.
Aquellas personas que conviven en ambientes caóticos y desordenados cuentan con un mayor índice de cortisol, lo que redunda en un mayor estrés.

Echa un vistazo a tu escritorio y así estará tu cerebro

Dicen que la mesa de trabajo o escritorio es un reflejo de cómo está nuestra mente. El orden interno se proyecta a lo externo. No te asustes, porque como todo, se puede mejorar y ordenar. Hay algunas profesiones en las que un entorno estructurado les darán nuestras perspectivas y aumentar su creatividad e imaginación. Pero si no es tu caso, por lo general, serás más productivo en un ambiente ordenado, que, en un escritorio lleno de papeles, agendas, cables, cargadores o la taza del café que te tomaste esta mañana.

El orden ayuda al bienestar mental

Vivimos en la cultura del “yaísmo” (todo lo que queremos para ya y hay que hacerlo ya) y de la multitarea. Una de las consecuencias más visibles de esto, es que actuamos por impulsos, lo que nos lleva a cometer más errores. No dedicamos tiempo a cada tarea y eso hace que se nos acumulen tareas y más tareas. Pero hay otro factor, y es que, estamos inmersos en la sociedad del acumular cosas, acumulamos objetos, ropa, papeles etc. Todo eso nos lleva a producir un caos en nuestros espacios, generando también caos en nuestras vidas y nuestra salud mental.
En tu trabajo o en casa, el orden es clave para mejorar el rendimiento. No confundas ser demasiado controlador con ordenador, a veces hay que dejar espacios al descontrol y a la improvisación para mantener a nuestro cerebro alerta y capaz de afrontar cualquier imprevisto.

Haz la prueba, si sientes caos en tu vida, dedica un tiempo a ordenar tu casa, despacho o incluso coche. ¿No te sientes mejor en los sitios ordenados que desordenados?

Claves para ser más ordenado en casa y en la oficina

Ten un horario. Sí, como cuando eras pequeño e ibas al colegio. Plantea tu día distribuyendo las tareas que has de realizar y el tiempo que prevés dedicarle. Así, podrás dividir las tareas del trabajo, del hogar, desplazamientos, ocio…

Alterna. Si todavía estás trabajando en casa y tienes un poco de libertad y flexibilidad, una buena táctica es alternar tareas. Así, no nos invade la monotonía y evitamos postergar. Después de un ordenar la plancha, ¡estarás deseando volver a acabar el informe!

Delega las tareas de limpieza a todos los miembros de tu hogar según su edad, nivel de habilidad e interés. Los niños más pequeños pueden clasificar los juguetes en cajas de almacenamiento, los niños mayores pueden quitar el polvo y pasar la aspiradora etc.

El verdadero reto: el mantenimiento. No vale de nada darnos una paliza a limpiar si nos tiramos 10 días sin volver a ordenar nuestros espacios. Dedica cada día un espacio de tiempo a ordenar tu mesa de trabajo, tu armario, la cocina, el baño.

Consejos para ser más ordenado:

  • Análisis personal: sin autovaloraciones y sin falsas expectativas, pero con mucho valor, intenta realizar una auditoría de cómo eres de ordenado y así, podrás detectar las áreas de mejora en el orden de tu vida, trabajo u hogar.
  • Fuera improvisación: si tienes un sueño o un objetivo has de tener un plan de acción. Si dejamos todo a la improvisación fomentaremos el caos. Establece tiempos para cada área y que, en esos tiempos, esté previsto el orden y la limpieza.
  • Menos, es más: estamos inmersos en el consumismo, eso nos lleva a acumular objetos de decoración, ropa, dispositivos electrónicos etc. Todo ello a la larga queda desordenado y nos satura. ¡Anímate a donar o a regalar!, lo que tú no usas es útil para otros.
  • Conecta con la belleza de lo simple: las cosas materiales nos tapan la visión, nos distraen de la belleza. Detente a mirar cómo entra el sol por tu ventana o cómo te sientes al ver el salón o tu escritorio ordenados.

Beneficios del orden en la salud mental

¿Tienes la sensación de que debes mantener limpia tu casa o espacio de trabajo? Tal vez en tu infancia te lo inculcaron, o tal vez la presión social te haga sentir que necesitas mantener limpio y ordenado tu entorno. Pero, ¿realmente importa si dejas que tu casa o espacio de trabajo se convierta en un desastre? Rotundamente, sí. Hay algunos beneficios para la salud respaldados científicamente de espacios limpios y ordenados. Por el contrario, dejar que tu casa se ensucie y / o se desorganice puede afectar negativamente su bienestar físico y mental.

A veces, necesitamos un pequeño empujón para comenzar a desarrollar buenos hábitos. Vamos a conocer los beneficios para darte el empujón que necesitas.

Te sentirás menos estresado

El desorden visual conduce al desorden mental. Puedes pensar que ha aprendido a vivir con tus montañas de papeles en tu escritorio o de ropa en la habitación del planchado, pero lo más probable es que te afecten más de lo que crees.

Estarás más activo

Es simple, pero es cierto: la limpieza te pone en movimiento. Ordenar la casa o despacho, no quemará tantas calorías como un entrenamiento completo, pero es mucho mejor, físicamente, que sentarse en el sofá.

Serás más productivo

Cuando tienes una tarea que no quieres comenzar, ¿alguna vez te encuentras escaneando la habitación en busca de una distracción? La desorganización hace que sea fácil detectar algo que puede usar para posponer las cosas. Cuando todo está en orden, por otro lado, a tu mente le resulta más fácil hacer las cosas.

Podrías comer más sano

¿Alguna vez has notado que cuando te sientes estresado, anhelas la comida basura? Esa es la respuesta natural de su cuerpo a los factores estresantes y el desorden es estresante. Sin embargo, hay buenas noticias. Ordenar no solo lo hace menos propenso a querer alimentos ultraprocesados, sino que en realidad puede ayudarte a tomar decisiones saludables. Un estudio publicado en Psychology Science presentó a las personas opciones de alimentos. Las personas que habían estado trabajando en un espacio organizado tenían dos veces más probabilidades de elegir una manzana en lugar de una barra de chocolate que aquellas que habían estado trabajando en un área desordenada.

Dormirás mejor

¿No es más fácil quedarse dormido cuando no tienes tareas pendientes en tu cerebro? Cuando tu casa, despacho, oficina están limpias, puedes mirar a tu alrededor antes de dejar ese espacio y desconectar más fácilmente. De hecho, la National Sleep Foundation llevó a cabo una encuesta que reveló que el solo hecho de hacer la cama por la mañana aumenta sus posibilidades de descansar bien por la noche en casi un 20 por ciento.

Te enfermarás con menos frecuencia

El orden y la limpieza deja menos lugares para que se escondan los gérmenes y las bacterias. Además, el polvo y los alérgenos se acumulan en las alfombras, la ropa de cama y la tapicería con el tiempo, lo que contribuye al empeoramiento de las alergias y el asma. En resumen, los beneficios para la salud de un hogar limpio son obvios. Si deseas mantenerte saludable es imprescindible limpiar y ordenar con regularidad.

Te podrás enfrentar a los imprevistos de manera más eficaz

Tu mente estará más tranquila y cuando te surja un imprevisto, serás capaz de reaccionar con mayor capacidad de análisis.

Como ves, hay numerosos beneficios de ser ordenado y no se trata de dedicar mucho tiempo a ese orden, sino de aprender a vivir con el orden y equilibrio en la vida. 

¿Necesitas ayuda? ¡Escríbeme! 

Share This
Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
X