¿Qué es la hiperconectividad?

La hiperconectividad, es un concepto que sintetiza la situación actual del ser humano en la cual vive conectado permanentemente a la información a través de diferentes dispositivos como la radio, la televisión, internet y el teléfono móvil.

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) han constituido una revolución tecnológica. Nos han abierto nuevas puertas a relaciones humanas, mundo laboral, investigación, entretenimiento, educación, etc.

Hemos pasado de una comunicación directa a una indirecta. Gracias a ellas podemos estar en contacto con personas de la otra parte del mundo y seguir sus vidas como si estuviesen cerca. Las distancias y los límites de hacen más cortos, nos permiten tener acceso a todo tipo de información de forma casi ilimitada, gracias a las redes sociales podemos conocer las últimas noticias a minutos de que sucedan. Estamos más conectados que nunca al mundo en su totalidad. Las ventajas son más que evidentes, suponen un enorme avance en el sentido de que facilita la libre expresión de ideas, pensamientos, conocimientos, noticias, etc. Una de las grandes áreas beneficiadas ha sido la educación, gracias a programas informáticos educativos, se ha conseguido un ambiente motivador para trabajar la estimulación cognitiva de los más jóvenes.

Pero ¿qué repercusiones tiene eso en nuestras vidas?

Aunque las TIC no son buenas ni malas por sí mismas, podríamos considerar que son todo ventajas, que esa accesibilidad y conexión no puede reportar nada negativo. Pero el caso es que pueden aparecer repercusiones perjudiciales, sobre todo derivadas del mal uso y abuso de estas herramientas.

Cuando hablamos de mal uso hacemos referencia a la utilización de las TIC como medio para insultar, engañar, estafar, acosar, o crear algún daño a otra persona.

En cuanto al abuso, es el estado al que se llega cuando las horas de exposición a las TIC se ven incrementadas hasta el punto en que se renuncia a ciertas actividades y responsabilidades por estar conectado.

Algunas de las consecuencias que pueden aparecer por el abuso de las TIC serían:

  • Padecer ansiedad o FOMO (miedo a estar perdiéndose algo, o quedar excluido de las redes sociales).  
  • Anular la creatividad.
  • Pérdida de análisis crítico de la realidad, distorsiones cognitivas.
  • Fomentar el aislamiento, problemas de socialización.
  • Generar comportamientos compulsivos.
  • Aumentar el riesgo de sufrir depresión.
  • Problemas de sueño.
  • Desestructuración de la personalidad.

Es interesante beneficiarnos de todas las herramientas que nos permitan crecer y evolucionar tanto laboral, como personal y socialmente pero, para ello, es imprescindible hacer un uso responsable de ellas. Debemos estar atentos a las señales de alarma que nos pueden indicar que estamos entrando en cierto grado de abuso, por ejemplo, el miedo y la ansiedad a ir sin el móvil encima, el abandono de tareas o actividades recreativas por estar conectado, el exceso de horas de exposición a las TIC. Hacernos conscientes de nuestra relación con éstas, nos permitirá tener mayor control sobre el uso, siendo nosotros los que dirigimos esa relación no los que estamos siendo dirigidos. Podemos poner en marcha algunos consejos para lidiar con las TIC sin caer en el exceso, como, por ejemplo, apagar el móvil durante las reuniones sociales o comidas, priorizar la realidad al mundo virtual, realizar actividades que nos liberen del estrés.

 

Share This
X