¿Qué hacer? ¿Cómo actuar?

Ésta es lamentablemente una situación muy frecuente en nuestras vidas. Los familiares -hijos, pareja, padres, hermanos, etc.- suelen llamar para consultarme qué hacer en estos casos, cómo lograr que su ser querido reconozca que necesita ayuda y, sobre todo, “¿cómo hago que llegue a ti?”

En primer lugar, es muy importante que sea la persona afectada la que reconozca su situación y pida ayuda. Sin embargo, a veces no pueden o no saben cómo hacerlo, o simplemente, no quieren. Es por esto, que el familiar ha de intentar hacerle ver la necesidad de pedir la ayuda de un profesional externo y neutro. Además, también se puede aclarar que, tal vez, en este momento no están pudiendo ayudarle o simplemente no sepan qué más hacer.

Se recomienda, pactar y negociar. Suelo sugerir que le propongan realizar una “SOLA VISITA”. Y dejarles claro que si no les ha gustado o no se han sentido cómodos, puedan decidir si continúan o no. Es importante que sientan que, una vez realizada la primera sesión y conocido al psicólogo, serán ellos mismos los que tengan la libertad para seguir o no con la terapia.

En caso de que se hayan sentidos cómodos, entendidos y que hayan visto que hay alguien que les puede ayudar u orientar, será mucho más fácil trabajar ya que estarán abiertos y receptivos a realizar el paso.

De esta manera se logra que abran su corazón y se responsabilicen de su proceso terapéutico. Así se obtienen los mejores resultados e, incluso, en menor tiempo.

Gabriela Paoli Austerlitz – Mat. Prof.: IB -1464.

Cita previa: 679 617104 – gabrielapaolipsic@gmail.comwww.gabrielapaoli.com

 

Share This
X